jueves, 5 de mayo de 2011

Nos politizamos

Time, 1945 - Time, 2011

El Criticón piensa: ¿Cómo es posible que el asesino de un terrorista sea premio Nobel de la Paz? Pensamos que quien mata, nunca aporta a la paz. En el inconsciente colectivo estadounidense quedó aquella tapa del 45 y hoy la repiten, poniendo así a Hitler a la par de Osama Bin Laden. Los negocios se mezclan con la muerte, la sed de venganza, el poder mundial, un microclima llamado Estados Unidos. Quien con cuchillo mata, por cuchillo muere, USA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario